Alérgenicos Alimentarios España

14-alergenos-alimentarios-203-300x300

El Real Decreto 1334/1999 de 31 de Julio de 1999, por el que se aprueba la Norma General de Etiquetado, Presentación y Publicidad de los Productos Alimenticios, establece una série de requisitos a la hora de etiquetar cualquier producto, incluidos aquellos envasados en el mismo local por ejemplo la producción de comida para llevar)  y aquellos destinados a restaurantes y colectividades.

 

Estos requisítos solo hacen referencia a aspectos como la lista de ingredientes, la cantidad neta, la fecha de caducidad, etc….

 

En el 2008 se aprobó otro real decreto, a raiz de una Directiva Europea, que a estos requisitos añade declarar en el etiquetado el contenido de ingredientes alérgenos que pertenecen a los 14 grupos:

 

-Altramuces.

-Apio.

-Cacahuetes.

-Cereales con Gluten.

-Dióxido de Azufre. (Utilizado como antioxidante y conservante).

-Frutos Secos.

-Huevos.

-Leche.

-Marisco.

-Moluscos.

-Mostaza.

-Pescados.

-Semillas de Sésamo.

-Soja.

A estas leyes españolas hay que añadir que en 2011 se aprobó el Reglamento (UE) nº 1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo de 25 de Octubre de 2011 sobre la información alimentaria facilitada al consumidor, que ademas añade que el consumidor debe de disponer de dicha información, como la que lleva el etiquetado de los alimentos, este envasado o no.

La obligación de etiquetar los alérgenos en el producto no envasado entró en vigor el 13 de diciembre del 2014.

El marco legal existente busca proteger la salud y los derechos de las personas alérgicas y/o intolerantes.

El ámbito donde se aplica es: restaurantes, catering, comida para llevar u otras colectividades.

A partir de ahí, hay una serie de factores (nº de freidoras que tienen..por ejemplo),  que pueden influir en el grado que contiene o no uno de los alérgenos mencionados con anterioridad.

Resumiendo, cualquier empresa o negocio que de el servicio de suministrar alimentos elaborados, ya sea para consumir en un local o para llevar, debe de tener de cara al consumidor toda la información referente a los posibles alérgenos en un formato fisico, bien pueden ser unas fichas elaboradas con los ingredientes e indicando que tipo de alérgeno lleva, bien porque es una parte del plato o bien por cruce (entendamos el ejemplo de antes..si una persona es alergica al pescado y usan la misma freidora tanto para pescado como para carne, etc….pùede haber una intoxicación por cruce y en ese caso también se debe de indicar).

El tener dicha información en formato físico, garantiza la responsabilidad de la empresa, y le sirve en caso de reclamación, ya que si el cliente ha sido advertido y se le ha suministrado la información (y la tenemos a disposición para demostrarlo…) su reclamción perderá fuerza.

Advertisment ad adsense adlogger